Cómo superarse así mismo: Analogía de la Formula 1

¿Te gustaría enfocar tu vida como si se tratara de un Fórmula 1? Supérate cada día y disfrutar del circuito de la vida. Tu camino de mejora personal constante.

Conoce tu coche

conocerse

1. Para superarse primero hay que conocerse

Muchas veces nos dicen que tenemos que ser nosotros mismos/as. Que esa es la clave para que tengamos ese éxito social que buscamos, pero…¿cómo vas a ser tú mismo si no sabes lo que eres?

Si cualquiera de nosotros nos pusiéramos al volante de un Fórmula 1, no sabríamos ni arrancarlo. No conocemos este tipo de vehículo. Lo mismo ocurre con las personas. Es imposible que puedas ser tú mismo y sacar todo tu potencial si no te conoces. 

2. Para superarse es mejor adaptar que imitar

En nuestra cultura también se nos ha enseñado que cuando alguien hace algo bien hay que copiarlo. A priori, esta no parece ser una mala idea. No obstante, no es lo mismo copiar o dejarse influenciar, que imitar.

En la Fórmula 1 los equipos se copian los unos a los otros. Si un equipo incorpora una mejora a su coche, los otros no tardan demasiado en descubrir de qué se trata para incorporarla a los suyos. Sin embargo, este proceso no es sencillo, pues cada vehículo es distinto, y lo que para un monoplaza es una mejora, para otro o no sirve, o los cambios que hay que hacer en el coche son tan grandes que es mejor descartarla.

Cuando intentamos imitar a alguien es como si estuviésemos instalando la pieza de otro coche en el nuestro. Mucho mejor es la visión de la Fórmula 1, viendo qué es lo que tiene la otra persona que nos pueda gustar para adaptarlo a nuestra propia personalidad y darle una forma única.

Mejóralo carrera a carrera

mejorar

3. Superarse es una tarea del día a día

Si quieres crecer empieza por conocerte a ti mismo. Quizá siendo tú mismo SIN MIEDOS descubras que puedes ser feliz y exitoso, y superarse será una actitud que llegará sola por el mero hecho de vivir. La mayoría de las personas comienzan un camino de mejora personal fijándose en el exterior. Miran qué es lo que otros hacen que ellos no. Pero lo que otras personas con éxito hacen es fruto de sus fortalezas internas.

¿Qué pasaría si quisieras pasar por una curva a la misma velocidad que el coche más rápido de la parrilla cuando el que llevas es mucho más lento? Lo normal sería que te acabaras saliendo de pista y nunca lo acabaras consiguiéndolo. Quizá sería el momento adecuado para volver a la fábrica y revisar ese coche para así mejorarlo, más que intentarlo una y otra vez con un coche mediocre. Esto es lo que ocurre cuando algunos intentan hacer lo que otros hacen cuando no se han tomado la molestia de prepararse y superarse así mismos para ese fin.

4. Superase implica nuevos retos y nuevas pasiones

A lo largo de la vida las necesidades de mejora personal pueden ir variando. Superarse no es algo lineal. Yo veo las cosas como si se tratara de ese Fórmula 1. Me apasiona sentir cómo voy mejorando y cómo fruto de esas mejoras puedo ir cada vez más rápido para disfrutar más y más de la vida y conseguir aquello que me apasiona.

La mejora personal no es un fastidio o algo que haya que hacer por necesidad. Muchos acuden a ella por sus fracasos o porque la necesitan. Desde el exterior muchos piensan que el que se preocupa por mejorar es porque algo en el está mal. Ésta es una mentalidad de escasez y conformismo. De hecho, las personas que conozco que más se preocupan por superarse son a menudo las que más éxito tienen y más felices son. Para ellas no es ninguna necesidad, es una pasión.

Tú puedes ir a por todas. Si otros se conforman con un coche mediocre y luego se quejan y lloriquean de que no les van bien las cosas allá ellos. Pero tú no. Para ti la mejora personal debería ser como el Fórmula 1. Algo que forma parte de tu vida. Algo que te apasiona. Es el mantenimiento de ese vehículo. Son los cambios de aceite y las reparaciones necesarias consecuencias del día a día. Y son las mejoras. Investigar qué puede ir mejor y aplicarlo. I+D. Ahora soy mejor, puedo ir más rápido, y puedo disfrutar más. Mañana intentaré serlo un poquito más. Y un poquito más pasado mañana…

Disfruta de la carretera

disfrutar

5. La superación debe fundamentarse en el disfrute del camino

La vida no son objetivos por cumplir. Tal y como yo la veo no es más que una carretera. Superarse y cumplir metas no es más que una consecuencia de intentar sacar partido a cada curva, en una carretera que no lleva a ninguna parte. ¡A ninguna parte! Es algo precioso.

Cuando nos centramos en cumplir objetivos esperando encontrar la felicidad escondida tras ellos, estamos permitiendo que sean factores externos los que decidan cuál va a ser nuestro bienestar emocional. En otras palabras: Nuestra felicidad dependerá de cumplir esos objetivos.

Imaginémonos ahora que no existen objetivos. Que sólo tenemos esa carretera. Una carretera llena de curvas que podemos disfrutar al máximo. Una carretera llena de peligros. Peligros que nos encantan pues elevan nuestra adrenalina y hacen que nos divirtamos más. Habrá momentos en los que nuestro Fórmula 1 se pase en un curva y perdamos tiempo, que topemos contra otros Fórmula 1, que nos salgamos de pista, que nos estampemos contra las barreras. Todo esto puede dañar nuestro Fórmula 1. En ese momento, es cuando volvemos de nuevo al taller, lo reparamos, aprendemos de nuestros errores, y a partir de ahí, seguimos disfrutando de la carretera y de mejorar cada vez más nuestro coche.

6. Superarse no es un camino de rosas, pero eso lo hace más excitante

Vive el presente y ve carrera a carrera. Acepta también que en la carrera de la vida no vamos solos. Alguien se puede salir de pista y llevarnos por delante y no es culpa nuestra.

En la vida real esas salidas de pista o esos golpes, pueden ser que nuestra pareja nos haya dejado, que nos hayamos sentido fuertemente rechazados, o que nos hayan despedido del trabajo o que ni siquiera lo encontremos. ¡Tienes derecho a sentirte mal! Pero también tienes derecho a aceptar las desgracias y mejorar.  Sin los momentos malos tampoco disfrutaríamos tanto de los buenos. No hace falta que los reprimas. No pasa nada. Siéntete mal si quieres, de hecho puedes intentar disfrutarlo también, pero sobre todo, mira adelante con optimismo.

La debilidad se combate cogiendo fuerzas, al igual que la oscuridad desaparece arrojando luz sobre ella. Apártate de tus pensamientos, respira hondo y cierra tus ojos y tus puños. ¡Siente tu energía desde el interior! Así toda oscuridad desaparecerá y será vencida.

#FilosofíaWJ #DavidJungle

Cuando tu coche esté dañado siéntete impaciente y optimista por repararlo y seguir mejorándolo. Puede que gracias a haberlo dañado hayas aprendido varias cosas. Puede que esas suspensiones no fuesen lo suficientemente buenas para resistir curvas tan cerradas a tan alta velocidad. Celébralo, ya lo sabes. Ahora repáralo, mejóralo, y vuelve a disfrutar de la carretera.

7. Conoce, acepta y supérate

Toma las riendas de tu vida. Conoce tu coche y a partir de ahí comienza a incorporarle mejoras. Si te sales de pista tras los golpes que nos da la vida, no te preocupes. Vuelve al taller, ponlo a punto y sigue avanzando.

Ese es el secreto para llegar a ser quien realmente eres y quieres ser. El secreto para vivir como tú quieras.

Somos un formula 1. Sal del garaje y empieza a pilotar tu vida.

© Welcome Jungle.

Pocas cosas son más significativas y estimulantes que nuestro propio crecimiento. Superarnos para estar más preparados para conseguir todo aquello que deseamos y disfrutar más de la vida es algo verdaderamente apasionante. ¡Disfruta de tu esfuerzo y motívate a ir más lejos! Jamás podrás arrepentirte…

#FilosofíaWJ #DavidJungle

#Disfruta #Superándote

¡Suscríbete a la Filosofía WJ!

Escribo e imparto cursos sobre desarrollo personal desde el año 2012. Mis ramas de actuación son la comunicación, la seducción, la inteligencia emocional y la meditación. Soy Graduado en Marketing y Administración, y actualmente estudio diseño de moda. Mi sueño es seguir mejorando mi vida día a día mientras intento influir en otros para mejorar la suya.

Deja un comentario