Comunicación: Gestión emocional observadora

Aprende a gestionar tus emociones aceptando por completo la psicología humana. Todas las personas tienen su carácter y pasan por momentos de amor y odio. Algunas son envidiosas, otras demasiado orgullosas, otras están resentidas, otras frustradas, y otros simplemente están felices, amables y sonrientes.

En cualquier caso, los estados emocionales de los demás (y por supuesto los propios) cambian a cada momento. Los sentimientos están en constante transcurso, y cómo nos sentimos determina notoriamente cómo nos comportamos. 

Gestión emocional es ser capaz de no ser esclavo de nuestras emociones, y poder asumir el control de ellas para actuar acorde a nuestros intereses.

Molestarse y enfadarse ante comportamientos ajenos puede resultar inútil, y acabar generando más resentimiento y odio que soluciones.

Aprende a dejar tus propias emociones a un lado. Como en meditación, conviértete en un observador. Si dejas a una lado tus propias inseguridades y deseos, serás capaz de empatizar y visualizar mejor las necesidades de los demás y aquello que les frustra.

Un ejemplo de Gestión Emocional

Como ejemplo de gestión emocional, recuerdo una anécdota que me contó un alumno en uno de mis talleres:

Éste se encontraba buscando aparcamiento en una concurrida y distinguida zona de Barcelona, donde iba a cenar con una amiga. En un momento dado, fue a aparcar y durante la maniobra se ve que molestó a otro conductor. Ese otro conductor bajó la ventanilla y empezó a propinarle una buena dosis de insultos típicos. Mi alumno únicamente bajó la ventanilla, y la dijo: Muchas gracias, que tengas una buena noche. Su amiga, sorprendida le preguntó: ¿Cómo es que no le has dicho nada más? Te ha puesto bien a caldo. A lo que él le dijo: Esa persona ahora mismo está llena de mierda por dentro, pero su porquería en mi casa no entra. Yo decido lo que entra y lo que no.

Mi alumno lo hizo muy bien gestionando sus emociones. Tenía una cita, buscaba sentir emociones placenteras, no alterarse con el odio y la ira de otra persona. Entrando en la disputa no habría ganado nada y podría haber perdido mucho.

Sencillamente observó, analizó con inteligencia, y actuó dejando a una lado las emociones que la otra persona podía contagiarle. Además, sin caer en el orgullo que a veces nos salta cuando nos faltan al respeto y nos hace tomar tan torpes y desastrosas decisiones.

Si no hay nada que ganar salvo orgullo, esa batalla es igual de inútil que una peca en el culo.

Practica la gestión emocional desde el desapego y la aceptación

Desde el desapego y la aceptación puedes entender mejor a los demás y comunicar con la precisión y la calma que te hará elevarte sobre sus corazones.  Eso es gestión emocional.

Acepta sin criminalizar a nadie que todos tenemos nuestros momentos, y que los demás pueden actuar de un modo que nos perjudique a veces incluso sin quererlo. El cielo y el infierno se viven y se experimentan en la tierra a través de las emociones, y si dejamos que otras personas nos contagien su odio, solo contribuiremos a una falta de entendimiento y destrucción mutua.

No se trata de ser pasivos y no reaccionar ante posibles agresiones verbales o faltas de respeto. Se trata de actuar con inteligencia estratégica, buscando soluciones mediante la comunicación.

Para prevenir la ingenuidad y adelantarnos a acontecimientos solo hay una actitud: observar. ¡Y observar bien! Metiéndonos en la mente de los otros e intentar sentir y pensar como ellos en ese momento. Y para observar certeramente solo hay una forma: dejar las emociones a una lado.

© Welcome Jungle.

#FilosofíaWJ #DavidJungle

#Disfruta #Comunicando #TusEmociones

¡Suscríbete a la Filosofía WJ!

Escribo e imparto cursos sobre desarrollo personal desde el año 2012. Mis ramas de actuación son la comunicación, la seducción, la inteligencia emocional y la meditación. Soy Graduado en Marketing y Administración, y actualmente estudio diseño de moda. Mi sueño es seguir mejorando mi vida día a día mientras intento influir en otros para mejorar la suya.

2 replies on “Comunicación: Gestión emocional observadora

  • CONSUELO GARCIA SERRANO

    Ole, Ole y oleeee David, vuelvo a brindar por tu inteligencia emocional, tus habilidades sociales y tu capacidad para aprovechar cada situación, circunstancia o anécdota con el fin de seguir enseñando a vivir más ligeros de cargas y más llenos de emociones y pasiones. Porque la vida es eso, vivir cada instante presente observando con plena conciencia y motivación. Sin juicios ni prejuicios. Conectados con nuestra feliz esencia, que en realidad es nuestro estado natural…..Gracias por ser y estar David¡¡¡¡. Seguimos caminando juntos¡¡¡¡

    Responder
    • DavidJungle

      Eso es Consuelo!! Cuantas más cargas nos quitemos de encima más libres y felices seremos. Tenemos que crear nuestro propio cielo personal aquí en tierra, viviendo nuestro ahora y no dejando pasar el odio y la ira que el exterior siempre está dispuesto a proporcionar. Muchas gracias como siempre por tu inestimable y motivador apoyoo!!! Besiitoos! Y sii, seguimos caminando juntos!!

      Responder

Deja un comentario