Amor: Una virtud que va por dentro

En Occidente estamos habituados a asociar el amor con sentimientos como el cariño, la atracción, la pasión y el afecto. Unos sentimientos que experimentamos hacia otra persona y que marcan nuestras actitudes hacia ella y guían nuestros comportamientos en común.

Sin embargo, en un contexto más filosófico, podemos entender el amor como una virtud. Es decir, una disposición del alma hacia el sentir de esos sentimientos afectivos que nos predispone a interpretar el mundo a partir de ellos.

No creer en el amor

No creer en el amor te mata por dentro y te hace más débil

pareja-amor

No creer en el amor es decirle no a la vida. Podemos sentirnos frustrados en ocasiones. Quizá hayamos salido mal parados de una relación. Quizá nos han engañado, o quizá la pasión con nuestra pareja se haya deteriorado. Pero el amor no es ni compromiso, ni pasión, ni sexo.

El amor es un energía que se lleva por dentro de nuestro cuerpo. Solo podemos sentir su verdadera fuerza en nuestro interior. La interpretación de lo externo depende mucho de lo que sentimos en nuestro corazón.

“Ego, Miedo, Inseguridad… Son Los Enemigos Del Amor”

¿Te ha ocurrido alguna vez, que has intentado hacer algo bueno por alguien y éste se lo ha tomado a malas?

– Tío, me han comentado que estás pasando por una mala situación económica. Hace poco gané un dinero que no necesito y podría dejártelo hasta que salgas de este trance.
– Yo no necesito tu caridad. Guárdate tu dinero. Sé salir por mi mismo de mis propios problemas.
– Lo siento, no pretendía ofenderte.

El que vive a través del miedo desconfiará y pensará mal incluso de aquellos que más lo aman. A veces intentan tender la mano para ayudarnos, y en lugar de dar las gracias, recurrimos a pensar que lo que quieren es aprovecharse de nosotros. Es triste pero cierto.

El amor es mirar al exterior con una visión enamorada de la vida en todas sus formas. Pero para ver a través del amor necesitamos tener las gafas limpias. Esas frustraciones del pasado, odios o rencores, no son más que motas de polvo que nublan nuestra vista. Algunos tienen tanta porquería en esas gafas que son incapaces de apreciar nada bueno de lo que les rodea. Podrás leerle la más bella de las poesías, o enseñarle la más despampanante de las esculturas, pero no verán nada, solo la porquería que llevan pegada a sus gafas.

Aquél que piensa en ser mejor que su vecino, vive en lucha y se limita así mismo al proceder ajeno, mientras el que piensa en el bien colectivo, vive con amor y sus hazañas nunca alcanzan límite.

#FilosofíaWJ #DavidJungle

Miedo, odio, inseguridad, frustración. Son emociones que nos desconectan de esa energía llamada amor. Pensar que el amor no existe es estar desconectado de esa energía interna. Es perderse entre esas emociones. Y es fácil perderse en ellas, son emociones poderosas. Pero estas emociones que parten de la oscuridad, solo pueden disolverse con la luz de nuestro interior. Esa energía a la que llamamos amor. Únicamente tenemos que volver a ella mediante la meditación y la conexión con el ahora y la belleza. Lo externo no puede darnos respuesta, solo argumentos. Es mente, no espíritu.

El amor guía y protege

El amor te fortalece y cura de cualquier adversidad

sentir-amor

Aprecia el lado bello. Todo lo tiene. Para el que ve a través del amor, nada consigue que se pierda en el miedo y el dolor.  Por eso el amor no tiene nada que ver con la pasión que podemos sentir hacia alguien que nos gusta. Ese alguien puede estimular nuestro amor, pero no es más que eso, un estímulo. El agua y la luz primaveral que hace que la flor florezca. Porque el amor va por dentro, y cuando aceptamos esto e intentamos mantener toda visión desde este foco, el miedo y el odio ya no pueden entrar en nuestra casa.

Algunos renuncian al amor pensando en que así serán mas fuertes. Piensan que el amor les hace ser blandos, y que sentir el amor hacia otra u otras personas les hace ser más vulnerables. Estas mismas personas se quejan después de que la vida ya no les apasiona. Lo único que han conseguido renunciando al amor es un estado de muerte espiritual en vida. Ya solo vive su mente, y su cuerpo se aleja tanto de ella, que es incapaz de sentir nada.

Me he encontrado a personas que intentan recuperar el sentir del amor a base de más y más reflexiones. Le dan vueltas a sus miedos e inseguridades una y otra y otra vez. Se plantan más y más objetivos y metas que conseguir. ¡Me pregunto como algunas mentes no han explotado ya!

Intentar sentir la vida con la mente es como querer ir a la luna en bicicleta. Pero la vida se siente con el corazón. Siente cada caricia, cada tacto, cada mirada, cada sonrisa, cada brisa. Pero no la analices. No mutiles su significado. No le pongas palabras. Ponle sensaciones. Ponle amor y corazón. En el ahora. Así es como cada estímulo cobra significado y es disfrutado.

Haciendo esto cada día no te volverás más débil. Todo lo contrario. Los golpes pasarán más deprisa y podrán ser apreciados en la belleza de su significado. La verdaderamente importante será de nuevo considerado. Y lo más importante, el miedo perderá su fuerza. ¡Álzate con el espíritu aventurero del que ama su ahora y no teme a nada ni a nadie más que así mismo para perturbarlo! Porque no hay cielo ni infierno tras la muerte, somos nosotros quienes decidimos cada día vivir en el cielo, o atravesar doloridos los caminos del calvario.

Otras publicaciones que te pueden interesar:
Cielo o infierno, tú decides
Miopía Emocional

#FilosofíaWJ #DavidJungle

#Disfruta #TuAhora #TusEmociones

Si te ha gustado este artículo, compártelo pulsando en los botones de las redes sociales y así me estarás ayudando a que esta filosofía llegue cada vez más lejos. También puedes dejar tu comentario.

© Welcome Jungle.
Vive desde el amor, y ningún golpe conseguirá escapar de tu aceptación y comprensión. No habrá nada que no puedas aguantar, pues estarás tan embelesado por la vida y sentirás tanto el presente, que los golpes pasarán más rápido de lo que te de tiempo a asimilarlos.

¡Suscríbete a la Filosofía WJ!

Escribo e imparto cursos sobre desarrollo personal desde el año 2012. Mis ramas de actuación son la comunicación, la seducción, la inteligencia emocional y la meditación. Soy Graduado en Marketing y Administración, y actualmente estudio diseño de moda. Mi sueño es seguir mejorando mi vida día a día mientras intento influir en otros para mejorar la suya.

2 replies on “Amor: Una virtud que va por dentro

Deja un comentario